Archivo diario: 13/09/2011

Argentina 9-Inglaterra 13

Dunedin

Argentina 9 Inglaterra 13

Llegó el gran día. Vinimos a esto.
Nos despertamos temprano y comenzamos el trayecto a Dunedin. Una caravana impresionante de autos y motorhomes, todos despacio y respetando.
Ni bien arribamos a Dunedin fuimos a la plaza central y era una fiesta. Pusieron un escenario sobre la calle principal y todos los negocios del centro dan la bienvenida tanto a “argies” como a “english”.
Conseguimos las últimas dos habitaciones de un motel alejado 20 cuadras del centro.
Decidimos ir a la cancha caminando, previo paso por el centro.
Los ingleses se toman todo el alcohol antes del partido y ahí en el Octagon se mezclaban con los argentinos.
Es todo muy raro para nosotros, esa cantidad de alcohol en una sociedad como la nuestra es, por lo menos, peligroso.
Aquí no hubo una palabra de más. Cantaban los himnos, bailaban y gritaban.
Nos prendimos un rato y seguimos para el estadio. En el camino nos invitaron una cerveza en un bar repleto de adolescentes chilenos alentando a Los Pumas.
El estadio es una maravilla. Nuevo, techado y recién terminado, se inaugura hoy.
Abrieron las puertas y la entrada fue ordenada, todos mezclados con los ingleses.
Los mayoría de los locales está con nosotros, aparentemente tienen cuentas pendientes con su madre patria. Nosotros también.
Un capítulo aparte son los disfraces, desde cruzados con espadas, hasta pumas gigantes, pasando por enteritos, presos, caballeros y turbantes.
Subimos la escalera y allí estaba, las luces, el césped, la música, las pantallas gigantes y nosotros.
Atrás nuestro se sentó Loffreda con esposa e hijas, gentilmente se sacó un par de fotos a pedido de Pepe. Gustavo lo llamaba “Tano” y Pepe “Sr. Loffreda”. El pobre tipo todavía debe estar soñando con las palabras de Gustavo, quien decidió comentar y “opinar” el partido con su amigo el Tano.
Calentamiento de los dos equipos, Wilkinson practicando cerca.
Himnos y partido.
Que decir del partido, escribo esto, dos días después, y nos dura la bronca.
No merecimos perder.
Sabía que se le podía ganar y que sería cerrado. Los ingleses no pudieron hacer nada, apareció como siempre ese plus de los jugadores argentinos. El que pronosticaba un carro a favor de Inglaterra no sabe nada de rugby. Cometimos un error y fue try.
Terminó el partido, saludamos al Tano y no hablamos entre nosotros por lo menos por 15 cuadras.
Cenamos en un restaurant italiano del centro. En el trayecto, gente de diferentes edades, nos dijo: Bad luck, you deserve to win!!
Sin duda que fue así

2 comentarios

Archivado bajo Mundial de Rugby