Archivo diario: 23/09/2011

Jetboat

Este es el video de jetboat. Era la atracción más tranquila de Queenstown. Va tan rápido entre esas rocas que parece que en cualquier momento las golpea. Muy bueno.

Deja un comentario

Archivado bajo Fotografia

Piquetes

En el primer mundo también hay piquetes.
Camino a Invercargill nos topamos con uno.

Deja un comentario

Archivado bajo Mundial de Rugby

Queenstown

Llegamos a Queenstown, aldea de montaña, aún con nieve. Queda en el centro de la isla sur y de camino a nuestro segunda escala rugbística. Es el paraíso de los deportes extremos e invernales, la oferta es interminable. Ofrecen sky, helisky, bungy jumping, rafting en aguas heladas, jetboat, saltar de a dos desde un risco, etc. etc.
El lugar es muy tranquilo, una gran cantidad de moteles y un pequeño centro comercial. Todo a la orilla del lago Wakatipu y rodeado de montañas con nieve.
Tanto los jugadores ingleses, como rumanos eligieron concentrar aquí. Nos cruzamos con varios de ellos por la calle.
Llegamos tarde, casi de noche con un frío importante. A pedido de uno de los viajeros, buscamos un hotel que tuviera jacuzzi y/o sauna.
Al día siguiente, de toda la oferta de deportes extremos, nos decidimos por el menos peligroso.
Una lancha que vuela sobre el agua, pasa cerca (muy cerca) de las rocas en un cañadón estrecho y da vueltas de 360º. Además te mojás con agua helada de deshielo.
En el paseo surgió una frase célebre que luego se repetiría hasta el hartazgo: “nunca le vamos a ganar a esta gente porque están todos locos”.
A la tarde nos encontramos con Wally en la ciudad. El quinto beatle, pero que en este caso, toca con otra banda.
Una curiosidad, comimos en un bar irlandés y nos trajeron una piedra caliente en donde se pone la carne cruda y cada uno se la cocina a su gusto. El bife llegó a la mesa sin marcar. Bien vikingo y bien rico.

Queenstown

Arrowtown

Jetboat

1 comentario

Archivado bajo Mundial de Rugby

Dunedin

Amaneció nublado y frío en “Little Edimburg”. La caravana mágica salió a recorrer la ciudad que estaba desierta y mojada por la lluvia. Sin rastros de la alegría inglesa o de la decepción argentina. Todo limpio, no hay latas, no hay basura, sin nada. Muy poca gente.
Dunedin es una ciudad universitaria, al estilo de La Plata en Argentina. Acá está la sede de la Universidad de Otago y viven estudiantes que llegan de todo el país.
Pocos negocios abiertos en el centro. Quedan si, algunas motorhomes de argentinos.
Visitamos Cadbury (chocolate) y Speight´s (cerveza).
A la tarde, a pesar del frío polar, fuimos a ver el mar. Despues de varios días aquí, nos sigue asombrando la falta de rejas y la pulcritud de todo. En un club de rugby muy modesto al lado de la playa, el pasto estaba impecable y chicos de diferentes edades, jugaban criket y pateaban a los palos. Era el atardecer de un domingo nublado y lluvioso.
Mañana nos vamos a Queenstown.

Domingo en Dunedin

Rambito y Rambón

Maoríes sin frío

Maoríes con frío

Pacífico Sur

Pirates Football Club

1 comentario

Archivado bajo Mundial de Rugby